Salvan hurones con M&Ms

Sólo hay alrededor de 300 hurones de patas negras viviendo en estado silvestre, convirtiéndolo en uno de los mamíferos más raros en los Estados Unidos. Pero estas criaturas esquivas son vulnerables a la peste selvática, una enfermedad bacteriana que se transmite a través de las pulgas e infecta a perros de la pradera, de los cuales se alimentan los hurones, que menudo roban sus madrigueras para hacerlas propias.

Ahora, el Servicio de Pesca y Fauna Silvestre de los Estados Unidos (FWS por sus siglas en inglés) tiene un plan para ayudar a nuestros amigos hurones: un avión no tripulado arrojando M&MS cubiertos con mantequilla de maní.
Sí, leyó bien. Pero el plan no es tan loco como puede parecer.

La agencia quiere cubrir los caramelos con mantequilla de maní mezclada con una vacuna contra la peste. Los investigadores han arrojado los caramelos a mano, pero "eso es muy difícil de hacer a través de miles de acres," dijo Randy Machett, un biólogo de la FWS, a The Guardian.

Por lo que los científicos desarrollaron un dispositivo que es básicamente una "máquina de chicles con pretensiones", para extenderse sobre un área más amplia. El plan consiste en implementar caramelos cubiertos por la vacuna, que a los animales aparentemente les encanta comer, desde un avión no tripulado en una amplia zona del UL Bend National Wildlife Refugeen, localizado al noreste de Montana.

El FWS dice que está revisando la propuesta, y si es aprobada, comenzará el 1 de septiembre.
Los hurones de patas negras (Mustela nigripes) fueron casi exterminados en la década de 1970 por la peste y por la disminución de las poblaciones de sus presas, los perros de la pradera, y se pensó que se había extinguido. Una pequeña población se ha encontrado, y se han vuelto a introducir a varias áreas en todo el Oeste después de un exitoso programa de crianza en cautiverio.

Por: Douglas Main


DineroVer más