EDAD un aliado en aparición de la degeneración macular

Ciudad de México.-
La edad, hipertensión arterial, tabaquismo, el colesterol y triglicéridos elevados son los principales factores de riesgo.

Los ojos proporcionan el sentido de la vista, ésta resulta ser una de las facultades más importantes para el ser humano, debido a que le permite relacionarse con su medio ambiente, reconocer los objetos que lo rodean, tamaño, forma, color y luminosidad.

Dentro de las enfermedades de los ojos una de las causas de baja visión es la Degeneración Macular relacionada con la edad en su forma húmeda (DMRE). Esta enfermedad está catalogada como la segunda causa de baja visión en México según cifras de la Asociación Mexicana de Retina (AMR) y afecta principalmente a las personas mayores de 60 años, comentó la Dra. Vanesa Flores, Oftalmóloga especialista en retina y vítreo.

La degeneración macular afecta la mácula, que es la parte del ojo que permite ver los detalles pequeños. Los principales factores de riesgo para desarrollar la DMRE son la edad, la hipertensión arterial, el tabaquismo, el colesterol y triglicéridos elevados.

El principal síntoma para detectar esta enfermedad es la mala visión en el área central, lo que provoca que el paciente no pueda leer ni reconocer rostros y que perciba las imágenes distorsionadas; por ejemplo, las líneas gruesas se ven onduladas.

El padecimiento comienza generalmente en un solo ojo, por lo que el paciente realmente no se percata del daño que está sufriendo por tener el otro ojo sano; sin embargo, en poco tiempo el segundo ojo también se afecta.

En algunos casos, este padecimiento avanza tan lentamente que las personas no perciben cambio alguno en su visión. En otros casos, la enfermedad progresa más rápidamente y puede causar una pérdida de la visión en ambos ojos; por ello es importante le detección temprana, señala la Dra. Flores.

Sin embargo, uno de los principales problemas es que las personas con degeneración macular no acuden con el especialista y se van acostumbrando a la pérdida de la visión central o de detalle y lo relacionan como un síntoma de la edad.

Es importante recordar que la DMRE húmeda es una enfermedad crónica que requiere un control y tratamiento de por vida. Afortunadamente, gracias a novedosas terapias como Aflibercept, se puede prevenir eficazmente la pérdida de la visión y preservar la vista, mencionó la especialista.

Este tratamiento consiste en una solución intravitrea de una nueva familia terapéutica en el área oftalmológica que impide el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos debajo de la retina, responsables del desarrollo de lesiones en la mácula y con ello de la pérdida de la visión central característica de la DMRE en su forma húmeda.

Una de las ventajas que esta terapia tiene sobre los tratamientos actuales es el tiempo de aplicación, ya que se administra una vez al mes durante los tres primeros meses de tratamiento y posteriormente de manera bimestral, lo cual representa mayor apego y comodidad para el paciente.

Si usted nota éste u otros cambios en su visión, no lo piense y consulte a un retinólogo ya que el diagnóstico y tratamiento de manera oportuna puede detener y evitar complicaciones serias.


DineroVer más