PornHub se suma a la lucha contra la pornografía de venganza

Este martes, uniéndose a las reciente andanada de acciones anti-pornografía de venganza emprendida por gobiernos estatales, compañías del Valle de Silicio y el mismo Congreso, PornHub lanzó una página de registro donde las víctimas de esta actividad pueden informar de vídeos que hayan encontrado en su sitio Web.

PornHub, que recibió 18.35 mil millones de visitas en 2014, ahora permite que las víctimas marquen los vídeos, explicando porqué quieren que sean retirados e indicando si el vídeo fue publicado sin su consentimiento. La página de registro –llamada NSFW- fue lanzada discretamente el verano y refinada durante tres meses antes de su lanzamiento oficial.

Según Corey Price, vicepresidente de operaciones de PornHub, la compañía ha registrado una caída de 38 por ciento en las quejas de pornografía de venganza presentadas en el sitio Web en los últimos dos años. Atribuye este hecho a una mayor conciencia del fenómeno y a que numerosos estados criminalizan el acto de publicar vídeos pornográficos de venganza.

“Solo esperamos que esta tendencia a la baja continúe”, dijo Price a Newsweek.

A la fecha, 26 estados tienen leyes sobre pornografía de venganza y otros 11 están por aprobar legislaciones. A principios de año, la representante Jackie Speier (demócrata por California) intentó introducir una ley que prohibiría la pornografía de venganza en el nivel federal, para acabar con el caos de interpretar las diversas reglamentaciones estatales. El despacho de Speier informa que aún está trabajando en la legislación y que no hay límite de tiempo para presentarla ante el Congreso.

En los últimos meses, gigantes Internet como Google, Reddit y Facebook también han adoptado medidas contra la pornografía de venganza. A principios del verano, Google accedió responder a peticiones de retirar imágenes y vídeos no consensuales de su motor de búsqueda a petición de las víctimas. En febrero, el foro de medios sociales Reddit proscribió todas las formas de pornografía de venganza, provocando la ira de algunos de sus usuarios anónimos.

La mayor parte de la pornografía de venganza –o pornografía no consensual, según el los abogados de derechos civiles cibernéticos- se baja de la red utilizando formatos de notificación de retiro Digital Millennium Copyright Act. Muchos sitios Web cooperan con dichos retiros, informa la abogada Elisa D’Amico, radicada en Miami.

Si bien Price dice que PornHub tiene un equipo bien entrenado y capaz de identificar pornografía de venganza, D’Amico está esperando para ver qué sucede.

“Si PornHub realmente responde con rapidez a los vídeos de pornografía no consensual, será un estupendo avance”, dice. “Solo espero que otros sitios que albergan pornografía no consensual hagan lo mismo”.

D’Amico señala que partes de la página de registro de PornHub la inquietan. Por ejemplo, el anuncio destellante y móvil al pie de la página podría perturbar a la víctima mientras responde el formulario, aun cuando el anuncio muestre pornografía consensual.

Además, persiste la gran interrogante de la celeridad con que retirarán los vídeos marcados, pues la probabilidad de que alguien descargue un vídeo de pornografía de venganza y lo suba a otro medio, aumenta con cada hora que el vídeo permanezca en línea.

“Algunos de los contenidos más perniciosos que he visto, se volvieron virales en PornHub”, afirma Carrie Goldberg, abogada neoyorquina especializada en privacidad Internet. “Cuando migran por la Internet, el problema se hace enorme”.

Tanto D’Amico como Goldberg esperan que se implemente un filtro más proactivo que bloquee la publicación de fotos o vídeos sin consentimiento.

“Aunque ciertamente el formulario de informe es un paso positivo, seguimos persiguiendo moscas de la fruta con una red para mariposas”, dice D’Amico.


DineroVer más