Gobierno debe asumir compromiso con niños detenidos en la frontera

Puebla, Pue. “México debe asumir el compromiso y no lo ha hecho. No ha tomado una postura fuerte y categórica de pedir que se abra un debate en la OEA sobre el tema. Cuando sucede algo no es porque asuma la defensa de Venezuela, pero cuando sucede algo en aquel país, México inmediatamente pide que el consejo de la OEA se reúna y haga un pronunciamiento”, señaló Juan Carlos Gutiérrez, director general de IDHEAS Litigio Estratégico de Derechos Humanos respecto de la situación de niños detenidos en la frontera de Estados Unidos, por la política de “cero tolerancia” contra migrantes ilegales del presidente Donald Trump.

En su participación en la conferencia “Propuestas para un cambio en la metodología de las clínicas de derechos humanos” en el marco del Encuentro de Clínicas de Derechos Humanos, aseveró que en estos momentos, la Cancillería mexicana no ha reaccionado como debiera haberlo hecho, teniendo la posibilidad de convocar a la OEA o el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, ya que acaba de ser elegido como miembro.

“No hay ningún tipo de pronunciamiento, sólo mediante Twitter, el canciller Luis  Videgaray después de felicitar a la Selección Mexicana, manifestó su preocupación sobre el tema”, apuntó. Por otra parte, explicó que el día de ayer la Comisión Nacional de Derechos Humanos, junto con los ombudsman de Colombia, Ecuador y Guatemala; presentaron una solicitud de medidas cautelares ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exigiéndole se pronuncie y dicte medidas precautorias para proteger a los niños que en estos momentos están detenidos.

A su vez, manifestó que organizaciones de la sociedad civil están enviando un exhorto a la Organización de Estados Americanos (OEA) para abrir un debate en su seno para la reflexión de lo que está pasando en EEUU y se pueda discutir en el multilateralismo de los países miembros para hacer un llamado a dicho país.

Juan Carlos Gutiérrez señaló que el retiro de Estados Unidos del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, lo cual calificó de “sumamente preocupante”; lo que no implica que la ONU pueda hacer un pronunciamiento sobre esta situación.

“A todas luces estos actos, desde el punto de vista de la Convención Contra la Tortura de la ONU, lo que están viviendo los menores son tratos o penas crueles, inhumanas o degradantes; pues están detenidos y siendo separados de sus familias cuando algunos tienen cuatro años. Independientemente de la condición en que las personas detenidas se encuentren, la Convención Contra la Tortura lo señala de esta forma”, afirmó.

Aseveró que habrá que esperar a que la Comisión Interamericana se pronuncie de manera urgente dictando las medidas cautelares de acuerdo con tres elementos: gravedad, urgencia y posibilidad de que se produzca un daño irreparable. “Es una situación muy grave porque se está dando en niños de cuatro años, por lo que es urgente actuar, ante la posibilidad de un daño irreparable en los más de dos mil menores que pudieran perder el contacto con sus padres que ya fueron deportados”, apuntó.

Finalmente, el especialista en derechos humanos manifestó que se trata de un fenómeno muy complejo pues se pueden dar casos de trata de personas con estos niños, de desaparición, de prostitución infantil; y una serie de situaciones que se pueden dar cuando los niños sean devueltos a la frontera mexicana.


DineroVer más