Se une Ibero a iniciativa Red Juntos 19-S

Puebla, Pue. Tras el sismo del 19 de septiembre, que afectó a 112 municipios en el estado de Puebla y cerca de mil 439 comunidades, surgió la Red Juntos 19-S integrada por organizaciones de la sociedad civil y la Universidad Iberoamericana Puebla, con el afán de contribuir al fortalecimiento e las capacidades en las comunidades a través de la capacitación; impulsar procesos de desarrollo resilientes y sustentables, planteando os procesos de reconstrucción como un ejercicio de derechos y empoderamiento.

En conferencia de prensa, fue presentado el proyecto “Reconstrucción de Puebla tras los sismos de septiembre 2017”, el cual será financiado por la Agencia Vasca y Ayuda en Acción México.

En su intervención, Francisco Valverde Díaz de León, director general del Medio Universitario de la IBERO Puebla, destacó que es un proyecto a mediano y largo plazo, en el que se otorgará acompañamiento a las comunidades para que sean éstas las que decidan qué hacer y qué reconstruir, a través del trabajo colaborativo y respetando los derechos humanos, sus tradiciones y cultura.

Afirmó que trabajan principalmente en la zona de la Mixteca poblana y de los volcanes con actividades que den respuesta a los desastres ocasionados por el sismo.

Señaló que han conformado brigadas de emergencia, actividades en torno a espacios amigables para niños y niñas, talleres de activación económica y contraloría ciudadana. La línea de reconstrucción está enfocada a viviendas, escuelas, casas de salud, espacios públicos y templos; y a la recuperación del tejido social a través de la educación.

El proyecto arranca este junio en 15 comunidades de las zonas mencionadas, en los municipios de Cohetzala, Tlapanalá, Huaquechula, Huehuetlán, Tochimilco, Tehuitzingo, y Chietla. Serán beneficiados 11 mil 728 poblanos y polbanas, con una inversión de alrededor de cinco millones de pesos.

José Alberto Flores Hernández, habitante de San Antonio Alpanocán, Tochimilco, comentó que la comunidad sufrió un fuerte daño con el 85 por ciento de los inmuebles afectados.

Destacó que una iglesia que data del año 1600 no se cayó pero quedó muy dañada. Si bien la comunidad está organizada en diferentes grupos, queda mucho por hacer. Por lo tanto, es importante esta colaboración de la sociedad para “recuperar lo perdido y buscar las formas adecuadas para seguir mejorando”.

A su vez, Marco Antonio Castillo Ríos de Ayuda en Acción, destacó que entre 2004 y 2015, México ha registrado pérdidas por tres mil millones de pesos por desastres naturales. Ante lo cual es necesario repensar el buen vivir, asegurando que las decisiones más importantes se están tomando en diálogo con las comunidades, técnicos y profesionales de organizaciones; así como el diálogo con especialistas de la Ibero Puebla.

“Ayuda en Acción junto con agencia de cooperación nos comprometimos a una primera inversión de seis millones de pesos y estar trabajando juntos los próximos tres o cuatro años para que el proceso de reconstrucción no quede truncado”, apuntó.


DineroVer más