Inmigrantes del ‘Aquarius’ firman petición de asilo en España

Los 630 inmigrantes que llegaron al puerto de Valencia a bordo del ‘Aquarius’ han firmado la petición de asilo, y un grupo ha manifestado su intención de trasladarse a Francia después de conocer que este país se ha ofrecido a colaborar con España en la acogida.

Según informó Ester Sanchis, miembro de la Junta de Gobierno del Colegio de Abogados de Valencia (ICAV), esta petición de asilo les permite acogerse al permiso especial de 45 días de residencia que prevé la Ley de Extranjería en situaciones concretas por razones humanitarias.

De cara a la llegada del ‘Aquarius’, el Colegio de Abogados de Valencia hizo un llamamiento a sus socios para colaborar en el asesoramiento jurídico, al que respondieron 80 abogados especializados en extranjería, de los cuales, 70 fueron trasladados al muelle.

El asesoramiento se realizó en grupos de diez personas para “agilizar el proceso y que estas personas no sufrieran más” ha informado Sanchis. Al firmar la petición no pueden ser expulsados ni derivados a un centro de internamiento de extranjeros (CIE).

La Policía ha informado de que, tras el permiso de 45 días, deberán regularizar su situación mediante la solicitud de asilo o residencia, según dicta la Ley de Extranjería.

Los tres barcos con los 630 migrantes, incluidos más de cien menores, navegaron el Mediterráneo central, tras ocho días de una travesía dificultada por un temporal marítimo y en condiciones precarias.

Más de 2,300 profesionales de varias especialidades los esperaban en el puerto de esta ciudad mediterránea, donde recibieron atención sanitaria inmediata después de desembarcar. Varios hombres, mujeres embarazadas y menores de edad fueron trasladados a hospitales.

Primero atracó la patrullera italiana Dattilo, con 274 personas, después el propio Aquarius (106), y finalmente llegó el barco de la Marina italiana Orione (250).

España había decidido recibirlos después de que Italia y Malta se negaran hace una semana a que desembarcaran en su territorio.

Las autoridades italianas permitieron, sin embargo, que dos barcos de su Marina trasladaran a España a parte de los migrantes indocumentados junto al ‘Aquarius’, de la ONG francesa SOS Méditerranée.

El Gobierno español les ofreció un permiso de estancia de 45 días por tratarse de una entrada extraordinaria por razones humanitarias, dijo a la prensa un responsable de la Comisaría de Extranjería de la Policía.

Después tendrían que regularizar su situación, bien pidiendo asilo o la residencia, según lo establecido en la ley española de extranjería.

Entre cánticos y sonrisas empezaron a llegar los primeros inmigrantes de la flotilla, con la patrullera Dattilo a la cabeza, que entró en la bocana del puerto de Valencia a las 6:30 horas de este domingo (4:30 GMT) ante la expectación de numerosos medios de comunicación.

 

Con información de EFE


DineroVer más