La aprobación Trump, por los suelos

Ya en el sótano, el índice de aprobación del Presidente Donald Trump cavó un poco más hondo hacia los cimientos esta semana; pero, como una pequeña buena noticia, todavía no es tan malo como el peor índice jamás del ex Presidente George W. Bush, el último presidente republicano.

 

El índice de aprobación de Trump entre los votantes se mantuvo en apenas 34 por ciento, según un nuevo sondeo esta semana de la Universidad Quinnipiac. Esto marcó el punto más bajo aún para el presidente en el sondeo de la universidad. Cincuenta y siete por ciento desaprobó su rendimiento laboral en la Casa Blanca.

 

La encuesta estuvo llena de malas noticias para Trump. Cuarenta por ciento de los votantes dijo pensar que los asesores de Trump hicieron algo ideal en sus tratos con Rusia, que la comunidad de inteligencia valoró que había trabajado para elegir al candidato republicano mediante hackeos en línea y lo que se llamó una campaña de influencia. Sesenta y ocho por ciento de los votantes estaba “muy preocupado” o “un poco preocupado” por la relación de Trump con Rusia. Sesenta y ocho por ciento de los votantes dijo pensar que Trump no es sensato, incluido 32 por ciento de los republicanos.

 

“Hay cero buenas noticias para el presidente Trump en este sondeo, solo un deslizamiento continuo hacia un abismo de duda sobre sus políticas y su aptitud para servir”, dijo Tim Malloy, director asistente de la Encuesta de la Universidad Quinnipiac, en una declaración. “Si esto fuera una pelea profesional de boxeo, alguien en su esquina podría estar pensando en arrojar la toalla. Este es el momento crucial de contragolpe de Trump para levantarse de la lona”.

 

El 34 por ciento de Trump está lejos de ser estelar, pero podría empeorar, ya que todavía es unos pocos puntos porcentuales mejor que la marca más baja de Bush. En mayo de 2008, Quinnipiac halló que Bush tenía un índice de aprobación de apenas 28 por ciento, mientras 67 por ciento lo desaprobaba. Por supuesto, eso se dio hacia el final de los ocho años de Bush en el cargo, y en medio de dos guerras impopulares y una economía en problemas. Mientras tanto, el ex Presidente Barack Obama nunca cayó tan bajo como Trump, ya que el 44º presidente solo llegó tan bajo como 38 por ciento en 2013.

 

Vale la pena señalar que al principio de sus respectivas gestiones, los presidentes por lo regular experimentan una especie de período de gracia cuando se trata de la aprobación del pueblo estadounidense. Por ejemplo, alrededor de este punto en su primer período, el índice de aprobación de Bush se colocó en 55 por ciento en la encuesta de seguimiento de Gallup.

 

La aprobación de Trump esta semana sí aumentó por encima del índice del ex Presidente Bill Clinton en el mismo punto en su primer período, pero parece que eso podría cambiar en los próximos días. El índice de aprobación de Clinton se disparó de vuelta a los 40 y tantos puntos para finales de junio, pero no ha habido señales reales de un despegue para Trump.

 

El sondeo más reciente de Quinnipiac entrevistó a 1,361 votantes del 31 de mayo al 6 de junio. Tuvo un margen de más o menos 3.2 puntos procentuales.


DineroVer más