Miley Cyrus regresa a sus raíces

Una serie de actos de rebeldía es lo que ha perseguido a la intérprete de ‘Wrecking Ball’, pero con su sexto álbum de estudio, ‘Younger now’, decidió volver a su estilo con el que enamoró en sus inicios

La dulzura con la que llegó a Disney Channel en el 2006, logró que Miley Cyrus cautivara a miles de fans, que en su mayoría eran adolescentes, esto gracias a su actuación como Miley Stewart o mejor conocida como la famosa Hanna Montana, la cual era una cantante reconocida con una identidad oculta. Con este personaje Cyrus, a los 11 años, saltó a la fama tanto como actriz y cantante, pues desde pequeña estuvo rodeada de los sets de grabación gracias a su padre el actor Bill Cyrus.

Justo en plena adolescencia Miley conoció el poder de la fama con exitoso como “The Best of Both World”, “Who said”, “I miss you”, “The climb”, entre otros temas que estuvieron en las listas más importantes de la industria musical. Con el paso de los años la niña tierna de Nashville que tenía un estilo country fue descubriendo su personalidad, algo que la llevó a dar un cambio drástico y controversial cuando decidió desprenderse del aura de niña inocente que le había dado Disney Channel. 

Su primer álbum como solista vino un año después de ser Hanna Montana, y llevó el nombre de “Meet Miley Cyrus”, luego en 2008 lanzó su segundo disco “Brekout”, de donde salieron los sencillos “7 things” y “Wake up America”, en este álbum se destaca que fue el primer proyecto que no cuenta con el álter ego de Cyrus. En su transición por dejar atrás a la niña Disney, Cyrus Lanza en 2009 un Ep donde comienza a mostrar una imagen madura e incursiona en el pop. El tercer disco  apareció con un sonido de dance pop, “Can't Be Tamed”, dando una imagen más sexual.

Pero el cuatro disco fue el cambio radical de la cantante, pues con la llegada de “Bangerz”, de donde se desprendieron los exitosos sencillos “We can't stop” y el contriversial “Wrecking Ball”, el cual generó un escándalo en los VMA, cuando apareció con el pelo muy corto y teñido, poca ropa y la lengua afuera, haciendo ‘twerking’ frente al cantante Robin Thicke. 

A partir de aquí la inocencia de Miley se acabo y paso a ser una cantante adulta que estaba en busca de una identidad más madura que la llevó a probar con otros géneros como el hip hop, el trap y el pop. Su quinto álbum fue lanzado en 2015, “Miley Cyrus & her dead petz”, un disco experimental junto con la banda de rock psicodélico The Flaming Lips. Luego de este lanzamiento, la intérprete no daba señales de estar trabajando en un nuevo proyecto pues se enfocó en la actuación.

En 2016 se confirmó la participación de Cyrus como protagonista de una nueva serie de televisión dirigida y coprotagonizada por el director y ganador del premio Óscar Woody Allen, serie que se produjo y se encuentra disponible solamente por Amazon. Además la también actriz apreció como asesor clave durante la undécima temporada del talent-show The Voice.

VUELVE A TOMAR SU GUITARRA
En este nuevo álbum la intérprete decide emprender el vuelo olvidándose de la rebeldía que sembró dentro de la industria musical, y decide regresar con la frescura y dulzura que la llevaron a la fama en sus inicios, tal vez volviendo al álter ego de personaje en Disney. “Younger now”, es un álbum con géneros county y pop rock, donde Cyrus regresa a sus orígenes, mostrando lo que es en realidad, además la cantante en esta ocasión es la compositora de todos los temas junto con el productor Oren Yoel.

El primer tema lo lanzó en mayo y fue “Malibu”, con un sonido muy americano y playero, que deja ver la felicidad de la cantante. El sencillo principal lleva el mismo nombre del álbum “Younger now”, pero aquí podemos ver que Cyrus deja en claro la búsqueda por su identidad sin olvidarse de su pasado y tomando las situaciones de forma madura.

 

Con información de Vanguardia 


DineroVer más