Manual del viajero en México

Puebla, Pue.-
El Manual del Viajero en México, de Marcos Arróniz, es una obra narrativa concebida como un instrumento para encaminar al lector a un espacio desconocido, a través de guías de forasteros y de viajeros, señaló Lilian Illades Aguiar, investigadora del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSyH) “Alfonso Vélez Pliego” de la BUAP.

Durante el panel titulado: Guías, diarios, inventarios, viajes de la subjetividad, realizado en el marco del Simposio Internacional “Libros, viajes, viajeros: los viajes a través de los libros como circuitos científico-socioculturales de los siglos XVI-XXI”, la académica habló sobre la pintoresca Ciudad de México en el siglo XIX, desde la mirada del poeta romántico Marcos Arróniz, quien fuera parte de la generación de lectores que fundaron la Academia de Letrán y el Liceo Hidalgo.

Ante docentes e historiadores de universidades nacionales e internacionales, reunidos en el auditorio del Edificio de la Aduana Vieja del ICSyH, detalló las características de una de las principales obras del autor.

“Este manual tiene el propósito de mostrar al viajero, propio o extranjero, una guía interesante, útil y pintoresca sobre México. Para Arróniz el país, a pesar de sus desaciertos, debía ser mirado y admirado por las naciones civilizadas. Por ello, la intencionalidad de su libro fue rebatir a los extranjeros que, de manera poco meditada y con malicia, se habían ocupado de México, exhibiéndolo como una sociedad bárbara, antípoda del modelo occidental”, argumentó.

Illades Aguiar indicó que en las páginas se muestra el nivel de civilización que tenía el país en aquellos años, y se incluyen referencias acerca de los espacios ilustrados existentes en la capital. Además, la información contenida en cada uno de sus seis capítulos fue recopilada de diversos escritores, textos y periódicos, así como de observaciones propias de lo que el mismo autor denominó “colorido local”.

“El poeta consideraba que con la inclusión de la cultura europea se habían ido perdiendo los trajes, usos y costumbres mexicanas, razón por la cual era prescindible delinearlas, antes de su desaparición”, comentó.
La experta opinó que Arróniz lleva al viajero por un recorrido de la vestimenta de la época, así como a un paseo por las calles, escenario de los vendedores ambulantes, de quienes se describe a detalle sus actividades y comportamientos.

Asimismo, en el manual se le da especial significado al concepto del compadre, de la china y del ranchero, como personajes curiosos con características destacables.

Finalmente, Lilian Illades aseveró que este poeta del siglo XIX “aspiraba que México ocupara, en el contexto mundial, el lugar que le había reservado la providencia”.


DineroVer más