También las Pymes mexicanas están hartas de laxitud

Comienza a Pesar más en el ánimo de las empresas la LAXITUD en la toma de decisiones y lo que se puede apreciar como una debilidad en el ejercicio del poder, que la carga de la inseguridad y de la corrupción, sobre todo porque en la primera ineptitud las empresas pequeñas configuran que será imposible acabar con las segundas calamidades.

Páginas

DineroVer más