10 hitos de la inteligencia artificial

Al principio, las ambiciosas predicciones atrajeron millones de dólares en inversiones para proyectos de máquinas inteligentes, pero los resultados fueron pobres. Pero, en los últimos 25 años, nuevas aproximaciones a la inteligencia artificial, ayudadas por el avance de la tecnología, se han traducido en logros científicos que se acercan a los sueños de los pioneros como Alan Turing y Grey Walter.

A continuación, algunos de los principales hitos de esta ciencia del siglo XX:

1. Fin de la Segunda Guerra Mundial

La Segunda Guerra Mundial juntó a científicos de distintas disciplinas incluyendo campos emergentes como la neurociencia y la computación. En Reino Unido, el matemático Alan Turing y el neurólogo Grey Walter fueron dos de los pioneros que tomaron el reto de la inteligencia artificial.

Ambos se juntaban a intercambiar ideas durante cenas de intelectuales llamadas el "Ratio Club" (algo así como el "Club de la proporción"). Walter fue uno de los primeros científicos en construir un robot, al que llamó tortugas.

Y Turing fue el inventor del llamado "Test de Turing", que establecía un parámetro para una máquina inteligente: un computador que podría engañar a una persona y hacerle creer que estaba teniendo una conversación con un ser humano.

2. Isaac Asimov

En 1950, el escritor estadounidense Isaac Asimov publicó "Yo, robot", una serie de relatos cortos de ciencia ficción. Asimov, que también fue un reconocido bioquímico, fue uno de los escritores de ciencia ficción que escogió el tema de la máquina inteligente e imaginó su futuro.

Su trabajo fue popular, algunas veces provocativo y visionario, y ayudó a inspirar a una generación de científicos dedicados a la robótica. Uno de sus escritos más famosos es el que incluye las tres leyes de la robótica, diseñadas para evitar que estas creaciones se vuelvan contra la humanidad.

Pero él también imaginó el desarrollo de las máquinas y sus conclusiones se antojan bastante premonitorias: imaginó un computador capaz de almacenar todo el conocimiento humano y responder a casi cualquier pregunta.

3. Estreno de "2001: una odisea del espacio"

El término inteligencia artificial (AI) fue acuñado para dar título a una conferencia de verano de la Universidad de Dartmouth, organizada por un joven experto en computadoras, John McCarthy.

Pero tal vez uno de los mejores retratos del ideal de la Inteligencia Artificial (y sus riesgos) fue mostrado en la película de 1968 dirigida por Stanley Kubrick, especialmente en la figura de la misteriosa computadora HAL 9000.

Durante una escena, HAL es entrevistada por la BBC para hablar de la misión y afirma que es una máquina a "prueba de tontos incapaz de error". Cuando se le pide opinión a uno de los científicos, señala que cree que HAL podría tener emociones genuinas.

La película es un espejo de lo que se especulaba en aquellos años sobre la inteligencia artificial, que las máquinas alcanzarían prontamente los niveles humanos. Además, el provocativo Kubrick también captó de forma brillante uno de los principales temores del público: que la inteligencia puede ser también maligna.

4. El invierno de la inteligencia artificial

El matemático James Lighthill dio en 1973 un reporte sobre el poco avance de la inteligencia artificial en Reino Unido. A principios de los años 70, la inteligencia artificial estaba en problemas: millones habían sido invertidos en ambiciosos proyectos y había poco para mostrar.

Después de un fuerte debate en el congreso de Estados Unidos en 1973 sobre el tema, el matemático británico James Lighthill entregó un condenatorio informe sobre el estado de la IA en Reino Unido.

Su visión fue que las máquinas de ese entonces solo podrían ganar una partida de ajedrez a "nivel de aficionado". Los fondos para la investigación fueron suprimidos y de esa manera comenzó lo que se conoció como el invierno de la inteligencia artificial.

5. La gran oportunidad de negocios

Pero no hay mal que dure 100 años: a los pocos años la inteligencia artificial dejó de ser un sueño de la ciencia ficción para convertirse en una alternativa de negocios. Volvieron los recursos. Se acabó el invierno.

Los nuevos sistemas comerciales fueron menos ambiciosos que sus precursores. En vez de tratar de crear un gran robot inteligente, esos "expertos en sistemas" se enfocaron en hacerlos cumplir tareas mucho más específicas. El primer sistema exitoso de este tipo se conoció como el RI y fue configurado para ayudar a crear sistemas internos de computación para la IA.

Hacia 1986 había permitido a la compañía un ahorro de cerca de 40 millones de dólares por año.

6. Azul profundo

En 1997, se conoció con nombre propio a la primera superestrella de la inteligencia artificial: Azul Profundo (Deep Blue). La supercomputadora creada por IBM se enfrentó al campeón mundial de ajedrez Gary Kasparov y por primera vez una máquina venció a un ser humano en una competencia de esta disciplina.

IBM construyó una máquina que en el papel fue muy superior a Kasparov. Fue capaz de analizar 200 posiciones en un segundo, pero ¿lo hizo de forma estratégica? La respuesta es un indudable sí. La supercomputadora ganó una partida en 1996 y seis en 1997, a pesar de las dudas del multicampeón mundial sobre la legalidad de su victoria: creyó que había un humano detrás, manejándola.

Algunos sostienen que esto marcó el momento de madurez de la inteligencia artificial, para otros fue pura fuerza bruta: una máquina frente a un problema específico y con reglas específicas.

7. El primer robot en casa

La aspiradora Roomba se convirtió en el primer objeto en ser comercializado exitosamente en utilizar inteligencia artificial. La empresa estadounidense iRobot creó el primer producto comercial exitoso para el uso en el hogar que utiliza el principio de inteligencia artificial: la aspiradora autónoma Roomba.

Limpiar la alfombra estaba lejos de las ambiciones de los pioneros de la inteligencia artificial, pero Roomba fue un gran logro. Los sistemas que ordenan su comportamiento son un poco más simples que los algoritmos utilizados en los prototipos "prehistóricos" diseñados por Grey Walter medio siglo antes.

Más allá de tener un sensor y un consumo de energía regulado, este dispositivo tiene la suficiente inteligencia como para limpiar el piso y la alfombra de una casa. Roomba fue el despegue de los aparatos autónomos diseñados para una tarea específica.

8. Máquinas de guerra

Al ver que sus sueños de inteligencia artificial funcionar durante la Guerra Fría se desvanecieron, el ejército de Estados Unidos ahora está de regreso con nuevos experimentos. Su principal inversión son los robots autónomos. BigDog, producido por la empresa Boston Dynamics, fue uno de los primeros resultados.

Construido para servir como una especie de tanque "animal" en operaciones de tierra, nunca ha sido utilizado de forma oficial. También la empresa iRobot se ha especializado en este terreno. Su robot especializado en control de explosivos, PackBot, se ha utilizado para remover artefactos explosivos a la vez para detectarlos.

9. Reconocimiento de voz

En noviembre de 2008, una pequeña ayuda apareció en el nuevo iPhone: una aplicación de Google que reconocía la voz. Suena simple, pero es uno de los mayores descubrimientos en este campo. Más allá de que el reconocimiento de voz es una de las metas de la inteligencia artificial, tras décadas de investigación nunca se había llegado más allá del 80 por ciento de precisión.

Pero Google logró un enfoque mejor: miles de poderosos computadores, funcionando de forma paralela y aprendiendo patrones a partir de enormes volúmenes de información entregados por los usuarios de Google, lograron llevar la cifra, de acuerdo a sus investigaciones, al 90 por ciento de exactitud en el reconocimiento del habla humana.

10 ¿Son ahora las máquinas más inteligentes?

Han pasado 64 años desde que Alan Turing publicó su idea de un test para probar la inteligencia de una máquina, examen que un robot que habla -conocido como Eugene Goostman- logró pasar.

Pero unos pocos expertos en inteligencia artificial creen que este es el fin del camino. Eugene Goostman fue diseñada para pasar ese test y además utilizó trucos para engañar a los jueces. Fueron otros hallazgos los que mostraron en 2014 lo lejos que había llegado en 70 años de existencia.

Desde los millones de dólares invertidos por Google en los vehículos sin conductor, el lanzamiento de Skype de su traductor simultáneo de voz, máquinas inteligentes que realmente han cambiado nuestro estilo de vida.

Con información de BBC


DineroVer más