Huaquechula montó 28 altares este 2015

El municipio instaló 28 ofrendas mismas que corresponden al registro de difuntos de este año.
Como ya es una tradición, las familias de los fallecidos esperan las almas de sus familiares a partir del 1 y 2 de noviembre, donde la tradición cuenta que al sonar las campanas del templo de San Francisco en punto de las 14 horas, los familiares tienen que abrir las puertas de los que en vida fue su hogar para recibirlos.

Cabe destacar que para este año se estima que cada familia invertirá aproximadamente de 45 a 50 mil pesos en la instalación de los altares y en la preparación de alimentos que ofrecerán a los visitantes que año con año llegan a sus hogares y dejan un pequeño presente en señal de respeto al luto que aún lleva la familia.

Para este año se espera la visita de 35 mil personas nacionales y extranjeros durante la exposición de altares monumentales desde ayer y hasta el 2 de noviembre.

Cabe señalar que las ofrendas de Huaquechula fueron declaradas en 1997 como Patrimonio Cultural del Estado de Puebla por sus monumentales altares de muertos.

Edwin Mora Caballero, presidente municipal de Huaquechula, estimó en un millón de pesos la derrama económica para esta localidad generada por la afluencia de turistas que recorrerán los altares durante los próximos días de Todos Santos.

Las familias durante todo el año se preparan para levantar los altares para sus difuntos.

LA ELABORACIÓN
Lo hacen desde la preparación del altar, el cual es armado por artesanos que se dedican al oficio de armar estructuras de hasta seis metros de alto, los familiares tiene que apartar una fecha con el artesano que los elabora para realizar el de su difunto, esto lo hacen los familiares días después de que la persona falleció.

Los altares se visten con metros de tela como satín en blanco o azul cielo, la comida que era del gusto del difunto, su imagen, sin faltar los llorones que representa a la familia en luto, las veladoras, las flores y por qué no uno que otro gusto que tenía la persona fallecida. De hecho, son tres los niveles que los altares monumentales tienen, los cuales representan los terrenal, espiritual y lo divino.

Los visitantes que recorren estos monumentales altares son recibidos por los moradores de la vivienda, quienes por tradición ofrecen chocolate de agua y pan a los visitantes, y si hay más confianza entonces se les invita a comer mole y pipián.


DineroVer más