De las alianzas que vienen

Para ganar la gubernatura en 2016, las coaliciones de los partidos políticos con registro serán fundamentales.
Los tiempos en que un solo partido político era el vencedor de punta a punta quedaron atrás, y hay razones para sostener que esos escenarios no volverán.

El último gobernador que lo consiguió fue Mario Marín por el PRI en 2004 y aunque superó los 900 mil votos, su opositor, Francisco Fraile, consiguió más de 700 mil. La rentabilidad del gasto en la campaña fue mayor para el panista.

Páginas

DineroVer más